Mapa de colegios

Javierada parroquial y colegial Milagro de San José - San Estanislao de Kostka

El pasado fin de semana 50 personas, 20 de ellas alumnos/as del colegio de tercero y cuarto de la ESO, partimos rumbo a Pamplona para celebrar el 75º Aniversario de las javieradas.

El primer día nos acogieron los jesuitas en el colegio de Pamplona, pudimos dar un paseo y recorrer los lugares emblemáticos por donde S. Ignacio había estado. Después de una oración nos fuimos a dormir con nuestra esterilla y saco al duro suelo.

El sábado nos levantamos prontito y, después de ser enviados como Javier, comenzamos nuestro caminar hacia el Castillo.  Recorrimos los 37 Kilómetros hasta llegar a la cuna del Santo. En el camino nos pudimos encontrar con miles de peregrinos que al igual que nosotros perseguían el mismo objetivo: encontrarse con el Cristo de la Sonrisa. A las siete de la tarde todos juntos conseguimos la meta,  pudimos llegar y superar las dificultades que a lo largo del recorrido hallamos. Después de pegarnos una ducha fuimos a reponer fuerzas gracias a los padres y madres de Tudela que con todo el cariño nos tenían preparada la cena. Para cerrar el día y dar gracias al Señor todos los participantes, algo más de 900 chicos y jóvenes de los distintos colegios y obras de la Compañía de Jesús,  tuvimos una oración en el auditorio para recoger la experiencia vivida a lo largo de todo el día. Después, cansados, pero felices, nos fuimos a dormir, que bien lo merecían nuestros cuerpos.

El domingo a las 10 de la mañana tuvo lugar la Eucaristía en la explanada enfrente del Castillo de Javier oficiada por el Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela D. Francisco Pérez. Al término de la eucaristía tuvimos tiempo para visitar el Castillo de Javier, poder contemplar el Cristo de la Sonrisa y hacer alguna pequeña compra. Para terminar la peregrinación nos dirigimos a Leyre, allí  visitamos el monasterio y comimos, no sin antes hacer la última oración que nos sirvió para evaluar la experiencia y dar gracias al Señor por los días vividos y compartidos y agradecer lo bien que nos habían recibido en esta 75º javierada.

Pedimos que el camino que hemos recorrido con otros estos días nos saque de nuestras mediocridades y nos dé fuerzas para servir a todos con amor incondicional como lo hizo San Francisco Javier y llevemos allí donde estemos la Buena Noticia de Jesús.

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.