Mapa de colegios

La innovación educativa, el sueño de un colegio que vibra con la música. San José (Valladolid)

Hay iniciativas interesantes de las que aprender para innovar pedagógicamente a través de la música. En el colegio San José de Valladolid se exploran muchas propuestas. Gracias a la beca Erasmus +, obtenida del Ministerio de Educación por el colegio para profundizar en metodologías innovadoras, los profesores Mercedes Rodríguez y Álvaro Fernández han visitado durante una semana el colegio jesuita de la Inmaculada, en Coimbra, Portugal. Este centro ha hecho del instrumento tradicional portugués, el cavaquinho (una guitarra pequeña de cuatro cuerdas), su auténtica insignia. Tal es así que llevan tres años ocupando las páginas del libro Guiness por conseguir a cerca de 1.000 personas tocando sus cuerdas a la vez. Aquí un vídeo del año pasado.
 
Esta imagen repleta de instrumentistas-cantantes es fruto de un trabajo previo: toda una composición coral interpretada por la comunidad educativa en las aulas, en el coro y orquesta Academia de Música CAIC, que prepara a futuros músicos fuera de horas lectivas. Desechada la flauta para la iniciación musical, el colegio portugués apostó por el sonido de las cuerdas del cavaquinho. De esta manera, se compagina la interpretación de un instrumento y de una canción, con sus implicaciones didácticas: en clase de lengua se ha retado a los alumnos a escribir la letra de una canción, por ejemplo. Desde 5º de Primaria hasta 7º de Primaria (1º de ESO en España), la música impregna muchos programas.
 
Los dos profesores, ya de regreso, revisan la metodología con vistas a su implantación, “paso a paso”, en el Sanjo. “Requiere un cambio de mentalidad y una apuesta por parte del profesorado importante”, comentaban. Todo lo que han aprendido posee potencial para ser aplicado desde lo específico del centro vallisoletano: el grupo Magis, coro y orquesta San José... Y sobre todo, toca seleccionar el instrumento musical del que servirse y las etapas y cursos para empezar. La visita a Portugal ha corroborado el interés de intercambios entre profesores y entre alumnos, como ejercicio enriquecedor de apertura del colegio para dejar entrar y dejar salir todo lo que suene a música y canto. 

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Ver política de cookies.